11 formas de reducir los costes de tu empresa

 In ERP, ManufactME, Sector fabricación

Reducir costes es sin duda uno de los primeros objetivos de todas las empresas. Todo empresario persigue el aumento de beneficios con el menor gasto posible. Eso sí, saber seleccionar las partidas en las que podemos o debemos ahorrar costes es muy importante ya que si hacemos una mala gestión de los recursos podrá perjudicar negativamente en el resto del negocio.

¿Cómo ahorrar costes?

1. Implementar un ERP

Puede parecer una opción contradictoria ya que implementar un software de gestión implica un coste significativo. Pero el secreto radica en el retorno de la inversión. Un ERP es capaz de centralizar en una misma plataforma toda la información de las distintas áreas de la empresa. De esta forma, es posible visualizar los datos en tiempo real y así tomar decisiones más acertadas y eficientes.

2. Automatizar tareas

De hecho, es el mismo ERP el que nos ayudará a cumplir este objetivo ya que al tener la información centralizada permite crear automatizaciones que agilizarán los procesos de la empresa ahorrando tiempo y ganando precisión.

3. Reducir errores

Es inevitable que de los procesos manuales deriven algunos errores humanos. Ya no solamente para reducir los costes, sino para aumentar la productividad de la empresa, reducir estos errores humanos es de vital importancia. Para ello, un ERP ayudará de una forma rápida y eficaz.

4. Gestión de stocks

Una mala gestión del stock puede generar gastos innecesarios asociados al almacenamiento o el aumento de la tasa de rotación del inventario. Un Software de Gestión empresarial para el sector de la fabricación, controla las existencias de todo el proceso productivo, desde su entrada hasta su salida, ahorrando costes y tiempo.

aumentar-rentabilidad-planta

5. Reducir costes de abastecimiento

Para poder reducir costes de abastecimiento es imprescindible tener una gran precisión de la demanda y que ésta sea lo más ajustada posible a la realidad. Para ello, el ERP será también la solución, ya que una de sus funcionalidades consiste, con toda la información disponible en la plataforma, realizar pronósticos ajustados de demanda.

6. Optimizar los procesos de producción

En la industria, el centro de la actividad se concentra en la planta de producción. Con un seguimiento exhaustivo de los procesos, es posible realizar acciones que permitan ahorrar costes.

Con un sistema MES, es posible gestionar de manera integral todos los procesos de la planta de producción en tiempo real. Con esto, se conseguirá reducir los tiempos de los procesos o acciones catalogadas como innecesarias o poco productivas reduciendo a su vez costes de fabricación.

7. Negociar con los proveedores

A través del ERP es posible dotar a la empresa de una mayor capacitación de negociación con los proveedores. Con la creación de bases de datos y el histórico de pedidos se van a realizar pedidos de manera precisa basados en la demanda. Combinado con un CRM, permitirá al departamento comercial ofrecer un mejor servicio.

8. Gastos de personal

En este punto, no nos referimos a los propios salarios de los trabajadores, sino a los errores derivados del ajuste de contratos. En muchas ocasiones, se recurre a sobrecostes por no estar cotizando en la actividad correcta. Por supuesto, un ERP te indicará dónde se encuentra el error y como erradicarlo.

9. Apostar por la formación continua

Si, al principio va a significar un coste para la empresa, pero ¿eres consciente de los beneficios que te reportará en un futuro?

La formación de los trabajadores consiste en el mayor negocio de la empresa. Si lo contextualizamos con el ERP, la formación de los trabajadores en los módulos que conforman la solución, les dotarán de más conocimientos y capacidades para entender la herramienta de modo que podrán aprovechar mucho mejor sus ventajas.

10. Costes de transporte

Un ERP industrial incluye módulos específicos para la gestión del transporte y la logística que controlan y analizan los costes generados. También tiene en cuenta los costes derivados de las devoluciones, reclamaciones, defectos en el producto, etc.

11. Elige la nube

Alojar el ERP en la nube supone un ahorro de coste importante, tanto de los costes iniciales como de los de mantenimiento. Además, entre sus múltiples ventajas se encuentra la seguridad y la recuperación de datos, el pago por uso o su actualización constante.

¿Te has quedado con alguna duda? ¡Consulta aquí sin compromiso!

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies