5 señales que indican que necesitas un CRM

 In CRM

Un CRM o “Customer Relationship Management” es básicamente la gestión de la relación empresa-cliente. Una solución de CRM gestiona la información de los clientes y la centraliza en un mismo lugar para poder ver los datos, realizar seguimientos o gestionar tareas.

Una buena implementación de CRM te ayudará a mejorar tu eficiencia aumentando tus ventas.

¿Cómo saber si necesito un CRM?

La gestión de clientes es necesaria en absolutamente todos los negocios, pero hay factores que nos ayudan a determinar cuál es el mejor método para hacerlo. Por ejemplo, si tu negocio acaba de arrancar puede que sea suficiente mantener un Excel y apuntar notas de los clientes y pedidos entrantes. Pero a medida que tu empresa vaya creciendo, vas a necesitar un método de gestión más avanzado como un CRM.

A continuación, te especificamos los motivos por los que deberías plantearte contratar una solución más eficaz como el CRM:

1. Tienes varias fuentes de información

Disponer de la información de los clientes en varias ubicaciones dificultará las tareas de tu departamento de ventas. En primer lugar, puede provocar pérdidas de datos importantes si no se conoce con exactitud su ubicación, y, en segundo lugar, repercutirá negativamente en tu eficacia y productividad ya que no te permitirá ver en una misma pantalla la situación exacta de tus clientes y además, perderás más tiempo buscando lo que necesitas.

2. Es difícil compartir informes

Una de las funcionalidades de un CRM es poder crear informes y análisis del progreso mensual de las cuotas de ventas del departamento comercial. Crear informes de forma manual no es del todo preciso ya que hay varios factores que pueden alterar los resultados.

 

Microsoft-Dynamics-365-CRM

 

3. Pierdes más oportunidades

Si estás perdiendo más oportunidades que antes o el porcentaje de cierre de tus ventas es bajo es señal de que algo no se está haciendo correctamente.
Quizás estés enviando el mismo tipo de mensajes a clientes que se encuentran en etapas del proceso de compra muy distintas o a diferentes sectores o zonas geográficas.

4. No cuentas con un plan de ampliación

Una empresa siempre tiene que estar preparada (en la medida de lo posible) para los posibles escenarios que se puedan producir. Por ejemplo, un rápido crecimiento del negocio. Plantéate por un momento esto ocurre en tu empresa: ¿serías capaz de mantener la productividad en el proceso de ampliación? Esta podría ser otra señal que te ayude a determinar si necesitas un CRM.

5. Tu servicio al cliente no funciona como debería

Si tus clientes están recibiendo sus pedidos fuera de fecha o no puedes atender a las llamadas entrantes está claro que tienes un problema a resolver urgentemente.
Si tu equipo de atención al cliente pasa más tiempo reaccionando a las quejas de los clientes que anticipando de manera proactiva sus necesidades, este es el momento de invertir en un CRM.

Un CRM te aportará funcionalidades con las que automatizar los procesos comerciales de tu empresa al mismo tiempo que ofrece una vista unificada de cada cliente.

Si después de leer este artículo sigues teniendo dudas sobre si es el momento o no implementar un CRM, te animo a que te pongas en contacto con nosotros y nos expongas tus dudas.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies