Recomendaciones para realizar el seguimiento de una implantación ERP

 In ERP

La implantación de un software ERP es, si cabe, el proceso más delicado y fundamental a la hora de iniciar esta andadura. A pesar de los muchos beneficios que suponen los programas de gestión empresarial como el ERP o el CRM, extraerles el máximo rendimiento no es fácil. Y no porque su utilización sea compleja, todo lo contrario. El principal problema aparece en el momento de la implantación, etapa crucial que debe definir la configuración adecuada del sistema ERP a la empresa.

Esta etapa de definición es muy compleja y si no se realiza de la forma correcta, puede provocar que haya desviaciones en los plazos de ejecución establecidos y que provoquen, por lo tanto, costes imprevistos que generen inestabilidad.

Consejos a tener en cuenta para la implantación de un ERP

Un sistema ERP pyme, así como el de las grandes compañías o cadenas empresariales, necesita un gran seguimiento técnico y corporativo desde el momento en el que se decide llevar a cabo la inversión. Por eso, las recomendaciones a seguir por parte de las compañías que decidan instalar este tipo de herramientas TIC y de gestión empresarial, son las siguientes:

  • Antes incluso de iniciar la compra del software, es necesario que la compañía realice un estudio detallado de la situación corporativa y de los objetivos que deberá satisfacer el software ERP o CRM como el de Unit4 ekon. En el informe deben aparecer los posibles problemas potenciales que puedan surgir, así como los aspectos de gestión de mayor dificultad.
  • Formar un equipo de trabajo encargado de la supervisión y gestión del proceso de implantación del ERP con conocimientos de la empresa profundos y con capacidad para emprender facilitará la toma de decisiones y, por lo tanto, las fases del proyecto se cumplirán en la fecha señalada.
  • Las responsabilidades sobre el proyecto ERP deben dejarse claras desde el inicio del proceso de implantación del software de gestión. Por eso, se debe llegar a un acuerdo para establecer un jefe de proyecto válido tanto para la empresa consultora como para la compañía que desea implantar el programa.
  • Establecer fases que permitan llevar un control del tiempo, parametrizar resultados y definir objetivos.
  • Proponer hitos o metas en la duración del proceso de implantación del sistema ERP es importante para no perder la noción del tiempo. Se deberían establecer controles mensuales a modo de seguimiento y realizar informes en relación a la evolución del proyecto.
  • La liberalización de las agendas de responsabilidades de los gestores del proceso de implantación también es importante para asegurar el cumplimiento de los plazos.
  • Establecer, por último, plazos realistas. Como dice el refrán, las prisas son malas consejeras, y en el caso de la configuración de un software ERP lleva toda la razón.

En conclusión, seguir este tipo de recomendaciones a la hora de iniciar un proyecto ERP puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. O entre la amortización de la inversión o la pérdida de dinero.

Recent Posts

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies